La nueva ortografía de los Congresos Mundiales de Quechua

¿Por qué no hay planes para crear un corrector ortográfico que utilice el sistema de ortografía aprobado por los Congresos Mundiales de Quechua? Ahora hay planes de crear un corrector ortográfico basado en el vocabulario encontrado en:

Academia Mayor de la Lengua Quechua (AMLQ), Diccionario: Quechua-Español-Quechua, Qheswa-Español-Qheswa: Simi Taqe, 2a ed., Cusco, 2005, 928pp.

La segunda edición de este diccionario es exactamente igual a la primera edición lanzada en 1995, pero tiene una página en la introducción explicando la nueva ortografía del el Primer Congreso Mundial de Quechua. El contenido del diccionario todavía está en el sistema vieja de ortografía de 1995.

He decido de no implementar las nuevas reglas de ortografía porque será un gran esfuerzo de mi parte de actualizar todo el diccionario según las reglas ortográficas de los Congresos Mundiales de Quechua. Necesito una copia del diccionario de la AMLQ que implemente las nuevas reglas, pero nadie en la AMLQ ha hecho una actualización de su diccionario.

Por mi parte, tengo miedo de tocar el diccionario de la AMLQ. Hay que entender la historia de mi contacto con la AMLQ. En los fines de agosto 2006, yo fui a la oficina de la AMLQ en Cusco para presentarles nuestro proyecto Runasimipi.org y solicitar su colaboración en el proyecto. En está reunión Lic. Corsino Gutierrez, el presidente de la AMLQ, prometió que la AMLQ colaboría en nuestro proyecto, pero no fueron mencionado en cual forma. Lic. Gutierrez me mencionó que la AMLQ quiso publicar su diccionario en el internet, pero no tuvo una copia digital de su diccionario. Estaba en el proceso de digitalizar el diccionario por mano, pero sólo estaba en la segunda letra del alfabeto. Yo ofrecí de ayudarles y digitalizar todo el diccionario y ponerlo en el internet. Lic. Gutierrez me dio permiso verbal de hacerlo.

Con un escáner, saqué imágenes de cada página del diccionario y usé el programa ABBYY FineReader para convertir las imágenes al texto. Lamentamente, había muchos errores en la conversión y tuve que pasar mucho tiempo buscando y corrigiendo algunos errores producido por FineReader. Pasé 2 meses digitalizando el diccionario y lo publiqué en el internet en la página web de Runasimipi.org en los formatos DOC, ODT y PDF. Lamentamente, todavía hay uno o dos errores por cada dos o tres páginas, pero no he tenido tiempo para revisar todo el diccionario buscando estos errores desde que hay 928 páginas para revisar.

Cuando fui al cuarto Congreso Mundial de Quechua en noviembre 2006, le proporcionó una copia de este diccionario a Lic. Guitierrez. En el congreso, hice una presentación con Shara Huaman y solicité la ayuda de gente en nuestro proyecto para poner quechua en software y otros medios electrónicos. Después del congreso, construye una página web para hacer búsquedas en el diccionario. También, publiqué una página web en Runasimipi.org, explicando como se puede ayudar en la corrección del diccionario. Mandé mensajes a la lista de email de Runasimipi.org en que estaban inscritas muchas personas de la AMLQ (incluso Lic. Gutierrez), solicitando ayuda en la revisión y corrección de los errores. Nadie en la AMLQ ofreció de ayudar en esto. Yo estaba un poco frustrado, porque yo no pude hacerlo solo.

En enero, pasé por la oficina de la AMLQ y Lic. Gutierrez me informó que algunos miembros viejos de la AMLQ han escrito una carta amenazando acción legal en contra de él porque el diccionario fue publicado en el internet sin la autorización formal del directorio de la AMLQ. Lic. Gutierrez me dijo que no debió preocuparme, porque él tomaría toda la responsabilidad por la publicación del diccionario en el internet, desde que él me dio permiso.

En aquel tiempo, Lic. Gutierrez tuvo planes de hacer una nueva edición del diccionario que cubre todos los dialectos de Perú y estaba solicitando fondos para hacerlo. En la opinión de algunos miembros de la AMLQ, Gutierrez estaba “robando” su trabajo anterior y tratando de ganar más dinero con “su” diccionario. En otras palabras, algunos miembros viejos de la AMLQ estaban declarando que el diccionario fue propiedad privado con el fin de ganar dinero, aunque el diccionario fue creado por una organización sin fines de lucro y fue financiado por dinero público de UNESCO (un miembro me dijo US$20 000). Yo estaba muy frustrado de escuchar esto, porque yo había dedicado 2 meses de mi tiempo digitalizando el diccionario pero el derecho de difundirlo en el internet estaba en duda. Después yo nunca fue contactado sobre este asunto y supongo que la acción legal amenazada nunca fue hecho. Pero yo estaba reacio a trabajar más en esto por miedo de denuncias de esos miembros de la AMLQ.

Desde que yo ya había hecho una página web para hacer búsquedas en el diccionario, ofrecí de ponerla en la página web de la AMLQ. La persona encargada de la página web de la AMLQ quiso hacerlo, pero no quiso publicarlo con el logotipo de gobierno regional de Cusco que estaba en la cubierto del diccionario, porque la AMLQ había roto su relación con el gobierno regional. Pasamos una hora tratando de eliminar el logotipo de la cubierta, pero no fue posible de hacerlo sin rehacer todo la cubierta. La AMLQ ofreció de rehacer la cubierta y mandarme la imagen nueva. Nunca me mandó la imagen y yo no he tenido tiempo de volver a Cusco para ayudar a ellos en este asunto. Algunos meses después, la página web de la AMLQ no está disponible en línea, y decidí que no valía la pena de tratar de ayudarles de publicar su diccionario en el internet cuando la AMLQ no tenía un lugar de publicarlo.

En Runasimipi.org, hay gente que usa 3 vocales y 5 vocales. Por eso, decidimos de producir software en 3 y 5 vocales y tratar de publicar diccionarios en el internet de ambos tipos para evitar debates. Queremos proveer las herramientas digitales para usar quechua en la tecnología, sin importa en cual ortografía. Cuando traté de explicar en el Congreso Mundial de Quechua que nuestro grupo estaba preparado de colaborar igualmente con trivocalistas y pentavocalista, yo fue abucheado en el tablado. Cuando explique lo mismo en la lista de email de runasimipi.org, Lic. Gutierrez me mandó una email cortante informando me que yo estaba totalmente equivocado. No respondí porque no quise provocar un argumento.

Mi experiencia con la AMLQ y los Congresos Mundiales de Quechua me han dejado muy frustrado. Quiero apoyar a los pentavocalistas de igual manera que estoy apoyando a las trivocalistas, pero no tengo mucha paciencia por su posición hoy en día. Por mí parte, estoy convencido en teoría que es mejor de usar 3 vocales, pero estoy acostumbrado de usar 5 vocales porque todo mi entrenamiento es en 5.

Algunas personas me ha contacto, ofreciendo de añadir palabras al diccionario de la AMLQ, pero les dijo que ellos deben hablar con la AMLQ. Tengo mucho miedo de tocar el diccionario de la AMLQ, porque no quiero provocar ningún conflicto. Por eso, no quiero dedicar mi tiempo actualizando el diccionario de la AMLQ, según las reglas nuevas de ortografía. En Septiembre 2007, encontré a Irma Alvarez Ccoscco en Lima y ella ofreció de actualizar el diccionario. Le mostré como hacerlo técnicamente con búsquedas de expresión regular y reemplazos en OpenOffice Writer, pero yo le dije que ella debió contactar a Lic. Gutierrez y pedir su permiso antes de hacerlo.

No voy a crear un correcto ortográfico utilizando las nuevas reglas porque no tengo un diccionario que usa estas reglas; tampoco no quiero expender mis esfuerzos propios para actualizar un diccionario según estas reglas. No tengo tiempo para hacerlo y no voy a tratar de encontrar el tiempo necesario porque no estoy convencido que las nuevas reglas ayudarán a promover el uso de quechua. En mi opinión, las nuevas reglas son basadas en ideas equivocadas que sólo sirven para crear divisiones y disputas en el futuro.

Casi todas las lenguas del mundo tienen elementos ilógicos y problemáticos en su ortografía. La ortografía de mi lengua materna, inglés, es una de las más peores de mundo. Es una lastima que la ortografía no fue sistematizada en una forma más lógica según las ideas de Noah Webster, pero inglés ha mantenido una ortografía muy rara y ilógica y todo el mundo está aprendiendo este sistema ilógico. Sin embargo, es más importante que todos estén leyendo y escribiendo en inglés que en cual forma estén haciéndolo. Igualmente en quechua, el sistema de ortografía no es tan importante y estoy preparado de usar cualquier sistema si todos pueden acordar de usarlo. Quechua necesita transformarse rápidamente en una lengua escrita si vamos a frenar el abandono de la lengua por los jóvenes. Si sigue una lengua oral que no funciona en el mundo actual de libros, educación bilingüe, el internet y la tecnología, quechua va a morir como un vestigio del pasado.

La meta putativa de los Congresos Mundiales de Quechua fue crear un acuerdo para que todos puedan usar el mismo sistema de ortografía. El problema es que las personas que han dominando los Congresos Mundiales no han tenido ningún interés en llegar a un acuerdo mutuo en la ortografía. En cambio, ellos estaban tan convencidos que sus ideas fueron las mejores, que no fue posible de considerar la practica actual de ortografía ni la posición de otros lingüistas. Han creado los siguientes reglas el el primer Congreso:

1. La vocal U sustituye a la semivocal W.
Ejemplos: AUQA, MAUK’A, YAU, etc.
2. La consonante Y cumple solamente su función como tal y no es una semi vocal.
Ejemplo: LLANK’AY – LLANK’AYNIY, PURIY- PURIYNIY
3. Se usa la F en forma específica solo al final de la sílaba.
Ejemplo: CH’AFRA, RAFRA, LLIFLLI, SAFSA, etc. En cambio la consonante espirada PH, tiene vigencia plena delante de una vocal. Ejemplo: PHAWAY, PHUYU, PHEQTUY, WANPHU, etc.
4. La J es una consonante intermedia especial que se usa al medio de las palabras.
Ejemplo: UJU, MUJU, MACHUPIJCHU, AJLLAY, etc.
5. Los morfemas YUQ o YOQ, se utilizan de acuerdo a las variaciones dialectales.
Ejemplo: CHUNKA HUKNIYUQ o CHUNKA HUJNIYOQ, UNUKAMAYUQ o UNUKAMAYOQ.

Lamentamente, estas reglas no ayudan de llegar a un acuerdo fructífero que promovería el uso de quechua en una forma escrita que todos pueden utilizar y entender.

Su primer principio es que la lengua debe ser escrita exactamente como suena, por eso ha creado más letras como ‘J’ y ‘F’, tratando de captar el sonido exacto de la lengua. Ellos justifican la creación de la nueva letra ‘F’ porque ‘PH’ al comienzo de una silaba no suena exactamente como ‘PH’ al final. La decisión de escoger la letra ‘F’ es muy provincial porque sólo en el dialecto cuzqueño el sonido de ‘PH’ acerca al ‘F’ español. Hablantes de otros dialectos van a tener problemas asociando la letra ‘F’ con su sonido correcto.

Igualmente, ha creado la letra ‘J’ para captar el sonido al medio de palabras, porque no suena exactamente como |H|, |K|, ni |Q|. Tal vez la creación de esta letra va a acabar los debates sobre la escritura correcta de Machu Picchu en quechua (un debate de poca importancia afuera de Perú ), pero va a crear conflictos con los dialectos bolivianos, porque ellos son acostumbrado a utilizar ‘J’ en lugar de ‘H’. En Bolivia ‘H’ es solo un indicador de aspiración y no puede ser una letra sola.

Porque la gente que ha dominado los Congresos Mundiales de Quechua fueron pentavocalistas que insistieron que debe escribir “como suena”, no podían decidir si la morfema de acompañamiento, debe ser escrita como “yoq” o “yuq”, porque es pronunciado como |o|, |u| y algo al medio. La manera más practica de acabar con este debate es crear una regla como “utiliza ‘U’ cuando hay duda en la variación dialectal” o “utiliza ‘O’ en frente o atrás de ‘Q’, ‘RQ’ y ‘NQ’”. Pero, su argumento que la escritura de quechua es una “ciencia exacta” para captar el sonido de la lengua con fidelidad, no permite la creación de una regla que puede resolver el debate. En cambio, ha creado un regla que generaría debates futuros acerca de cada palabra que utiliza ‘O’ o ‘U’. Podemos imaginar un debate acerca de la palabra “nuevo” en quechua, porque hay personas que pueden escuchar |mosoq|, |musoq| y |musuq|. Diciendo que debe escribir “de acuerdo a la variación dialectal” es seguro de crear debates sobre cada palabra y debilita la meta de crear un sistema de escritura que todos puedan utilizar.

Lingüistas pasan mucho tiempo tratando de captar el sonido exacto de lenguaje. Por eso han creado el alfabeto fonético internacional con cientos de letras, pero sólo lo usa en contextos académicos para argumentar algunas ideas sobre lenguaje. Casi todos los lingüistas con entrenamiento internacional piensan que será muy desatinado de tratar de usar un alfabeto fonético para la ortografía aprobado en la comunicación general. Para captar todos los sonidos, tiene que usar muchas letras y hay mucha variación personal y dialectal, tal que el sistema de escritura nunca puede servir como un medio de comunicación practica. Por ejemplo, en La Paz algunas personas pronuncian el R vibrante como |z| o |ss|, y otros como |rr| pero todos escriben “rr” para que todos entiendan la palabra “barrio” a pesar de la variación de pronunciación.

Hay algunas reglas generales en el diseño de alfabetos. Debe tratar de reducir el alfabeto al mínimo de letras que sea necesario para transmitir el sentido, porque más letras crean más confusión y hace el sistema más difícil de recordar y aprender. Sistemas de ortografía son más fácil de recordar y aprender si se acercan a la fonética, pero es más importante de reducir el numero de letras a solas que significan un cambio en sentido. En otras palabras, sólo debe diferenciar en la ortografía si hay una diferencia en el sentido.

En muchas lenguas como inglés y francés la gente es acostumbrada a escribir diferente de la pronunciación porque sus sistemas de ortografía no son muy fonéticos. En cambio, español tiene un sistema de ortografía más cerca de la fonética, pero aun en español no trata de escribir “como suena”. Por ejemplo, en español, se escribe “dedo” a pesar que el primer ‘D’ tiene un sonido diferente del segundo, que es aparecido al sonido de ‘TH’ en inglés. No se diferencia ‘D’ de ‘TH’ en español porque la diferencia de sonido no representa una diferencia de sentido. En cambio, en inglés la única diferencia en la pronunciación de las palabras de [día] y [ellos] (“day” y “they) es la diferencia entre los sonidos |d| y |th|, Por eso, es muy importante de distinguir los dos sonidos de ‘D’ en la escritura de inglés. La mayoría de hablantes de español no escuchan la diferencia del primer ‘D’ y el segundo ‘D’ aunque la diferencia existe, porque esta diferencia no es importante para entender el sentido de la palabra “dedo”. Si trata de añadir la letra ‘TH’ al alfabeto español, va a crear mucha confusión, porque la gente no está acostumbrado de escuchar para esta diferencia de sonidos y tiene que recordar más reglas para escribe correctamente. En el caso de ‘TH’, tiene que recordar de usar ‘TH’ solo cuando la letra aparece entre dos vocales. Podemos imaginar una clase de niños aprendiendo español, escribiendo “thetho” o “dedo” en lugar de la forma correcta “detho”.

En español, nadie piensa que sería una buena idea de añadir la letra ‘TH’ al alfabeto sólo para captar la fonética mejor, pero esto es exactamente lo que los Congreso Mundiales de Quechua han propuesto de hacer en la escritura de quechua. Por ejemplo, no hay diferencia en el sentido entre la letra ‘PH’ y la propuesta ‘F’. Esta letra extra va a crear más confusión acerca de la escritura correcta. La gente aprendiendo de escribir van a confundir las letras en la escritura, y va a olvidar la regla que ‘F’ sólo existe al final de la sílaba. En lugar de escribir la interjección “phuf!”, mucha gente va a escribir “phuph!” o “fuf!” y tener dudas sobre cual forma sea la correcta.

Con suficiente entrenamiento, se puede aprender cualquier sistema de ortografía, incluso sistemas como inglés que no son muy lógicos. Igualmente, la gente puede aprender reglas como “sólo usar F al final de la silaba y sólo usar ‘J’ al medio de las palabras’, pero actualmente no hay mucha capacitación en la alfabetización de quechua. Debido la falta de recursos dedicado a la educación intercultural bilingüe, la mayoría de quechuahablantes nunca van a ser entrenados en la escritura correcta de su lengua. Tal vez encuentra la letra ‘F’, pero sin entrenamiento formal no será muy obvio cuando deba usar ‘PH’ y ‘F’, especialmente cuando no significa un cambio de sentido de la palabra.

Sin embargo, la creación de letras confundibles y innecesarias como ‘F’ y ‘J’ no es un problema insuperable. Todas las sistemas de ortografía requiere algún entrenamiento para aprender correctamente. Lo más importante es llegar a un acuerdo en la ortografía para que todos pueden aprender el sistema y empezar de utilizarlo como una lengua escrita en muchos contextos. Desafortunadamente, los Congresos Mundiales están promoviendo la idea que debe escribir “de acuerdo a la variación dialectal”, que imposibilitará una sistema universal de escritura y la normalización de la lengua.

Será muy difícil de promover el uso de quechua, cuando nadie es seguro si debe usar un ‘O’ o ‘U’. Por ejemplo, el envoltorio de cada producto comestible que tenga una lista de ingredientes en castellano, debe tener la misma lista en quechua, pero no puede obligar a Coca-Cola y Nestle de hacer esto cuando no hay una norma en la escritura, porque no es factible de crear un envoltorio para cada variación dialectal de quechua.

Hay razones de promover la variación dialectal; por ejemplo, su importancia cultural y histórica y las identidades que surgen de estas diferencias. Desafortunadamente, los argumentos de los Congresos Mundiales no son basados en estas razones, pero en argumentos muy extraños de la lingüística que muchos lingüistas no aceptan. Por ejemplo, algunos lingüistas dicen que no debe usar las letras ‘W’ y ‘Y’ como semivocales y otros dicen sí, pero el primer Congreso Mundial decidió que puede usar ‘Y’ con vocales porque no esta funcionando como un semi-vocal, pero no puede usar ‘W’ porque está funcionado como un semivocal. En lugar de torturar la lógica lingüística, sería mucho mejor de decir que la mayoría de quechuahablantes tiene su entrenamiento formal en español donde ‘Y’ es semivocal y ‘W’ no es. Por esta razón, es más practico de enseñar quechua utilizando ‘Y’ como una semivocal, pero ‘W’ como no es una semivocal.

Al final, los argumentos lingüísticas no son muy importante en plazo largo. Lo que es importante es que todos pueden acordar de usar el mismo alfabeto, y en esto, los Congresos Mundiales han fallado totalmente. En lugar de buscar un sistema que todos pueden utilizar sin debates ilimitados, los Congresos Mundiales han creado más conflictos y debates sobre la escritura. Antes de los Congresos Mundiales, la mayoría de quechuistas estaban de acuerdo sobre la escritura, aunque todavía había algunos debates agrios. Por ejemplo:

1. el uso de las vocales ‘E’ y ‘O’ (Pentavocalistas vs trivocalistas)
2. el uso de ‘H’ o ‘J’ (Perú vs Bolivia)
3. el uso de ‘M’ o ‘N’ antes del ‘P’ (Ayacucho vs Cuzco)
4. el uso de ‘SH’ (trivocalistas en los Ministerios de Educación de Bolivia y Perú vs pentavocalistas en las Academias Mayores de Cuzco y Cochabamba)

Los trivocalistas han retirado de los Congresos Mundiales con la opinión que fueron un malgasto de su tiempo. Los congresos han alienado muchos quechuistas y pocos asistieron al cuarto congreso en Arequipa en comparación a los congresos previos. Tal vez un acuerdo fue imposible, pero el problema es que los congresos no han tratado de resolver estos debates existentes, pero han creado más debates inútiles sobre tópicos nuevos (el uso de la semivocal ‘W’ y las letras ‘F’ y ‘J’). Cada nueva regla ortográfica de los congresos han hecho un acuerdo aun más improbable porque ha creado más puntos de división en la comunidad de quechuistas. En mi opinión, los pentavocalistas que han promovido estas nuevas reglas en los Congreso Mundiales sólo quieren alejar su ortografía más de los trivocalistas y los ministerios de educación, en lugar de buscar terreno común. En cambio, los quechuistas deben enfocar sus energías resolviendo los debates existentes, en lugar de crear debates nuevos.

Ahora mi única esperanza es que la mayoría de quechuistas van a ignorar los Congresos. He visto muy poco escrito utilizando la nueva ortografía y me aparece que la mayoría de quechuistas no van a implementar estas reglas. Por mi parte, no quiero hacer nada de promover más divisiones en la comunidad de quechuistas. Por eso, no voy a expender mi energía personal actualizando el diccionario de la AMLQ ni crear un corrector ortográfico que utiliza las nuevas reglas de los Congresos Mundiales.


PS: Si otras personas quieren modificar mi versión de AbiWord en quechua o Ispell/Aspell/Hunspell en quechua, ellos son libres de hacerlo bajo las licencias de software libre. Cualquier persona tiene el derecho de implementar las nuevas reglas, pero yo no voy a gastar mi tiempo en esto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s